Blac Chyna y Rob Kardashian en una foto de archivo

Showbiz

A finales de la semana pasada, Rob Kardashian y Blac Chyna sorprendieron a propios y ajenos al emitir un comunicado conjunto en las redes sociales que dejaba patente, tras varios años de hostilidades y conflictos judiciales, su firme y renovado compromiso a colaborar estrechamente en su condición de padres de la pequeña Dream Renée (2), sobre la que aseguraron que su bienestar y "sus intereses" debían anteponerse a cualquier tipo de desavenencia personal entre ellos.

Y ahora, como se desprende de la información publicada este lunes por el portal de noticias TMZ, el cual cita fuentes de sus respectivos entornos, los entresijos sobre esa buena voluntad que les define ahora en relación con sus responsabilidades compartidas son ya de dominio público. Según este medio, la expareja habría asistido en los últimos meses a numerosas "sesiones de mediación" con el objetivo de limar asperezas y, sobre todo, adoptar una serie de reglas con las que proteger la estabilidad familiar.

Publicidad

Entre ellas, aparte de las destinadas a fijar un calendario regular y consistente en el reparto de tareas, destacaría la de no presentar a la niña a ninguna de sus futuras parejas a menos que esos hipotéticos noviazgos estén plenamente consolidados.En ese sentido, la exstripper es sin duda quien cuenta con el historial amoroso más caótico y conflictivo de las dos estrellas televisivas, especialmente desde que, el mes pasado, se certificara su ruptura con el joven rapero Kid Buu al tiempo que salían a la luz los detalles sobre el fuerte altercado que mantuvieron en un hotel de Honolulú (Hawái).

Solo unas semanas más tarde, empezó a especularse con la posibilidad de que Chyna -madre también de King Cairo (4) junto a su expareja Tyga- hubiera iniciado un idilio relámpago con el también cantante Soulja Boy, quien no tardó en desmentir los rumores en las redes sociales e incluso llegó a apuntar a Chyna como la posible artífice de lo que, días antes, había sido descrito además como un mero "montaje".

Publicidad