El rapero Drake

Showbiz

En vista de la más que excelente recaudación que se desprende de su actual residencia de conciertos en el O2 Arena de Londres, la cual comenzó el pasado uno de abril y llegará a su fin este mismo jueves, resulta comprensible que el rapero Drake quisiera sacar el máximo partido a los dos únicos días libres que le ha dejado este ambicioso proyecto para celebrar por todo lo alto su éxito con una fiesta en el exclusivo club privado Annabel's, ubicado en el acomodado barrio de Mayfair.

Y como el autor de 'Hotline Bling' ya ha demostrado en el pasado su gusto por disfrutar de los grandes placeres de la vida -y su capacidad para sufragarlos-, tampoco sorprende que el intérprete acabara abonando una cuenta de varios miles de dólares tras agasajar a todos sus invitados con innumerables botellas de Mod Sélection, cuyo precio por unidad ronda nada menos que los 400 dólares, agotando al parecer las existencias del local.

Publicidad

"Drake y sus amigos se lo pasaron genial en Annabel's, de eso no cabe duda, pero también es cierto que causaron algún que otro inconveniente al resto de miembros del club, ya que estos tuvieron que buscarse otras marcas de champán para pasar el resto de la velada. Drake y sus acompañantes se bebieron todas las existencias de Mod Sélection", ha revelado un testigo presencial de la escena a la agencia de noticias Bang Showbiz.Al margen de la grata experiencia que está viviendo estos días en la capital británica y de su triunfal serie de espectáculos, la residencia de Drake no empezó precisamente de la manera que él hubiera deseado al verse marcada por la noticia de la trágica muerte de Nipsey Hussle, al que el canadiense quiso rendir homenaje en uno de los momentos más conmovedores del primero de sus conciertos.

"Nipsey era una persona generosa que cuidaba de su gente, alguien que siempre te trataba con respeto y que infundía respeto entre todos los que estaban a su alrededor. Así que me gustaría rendirle homenaje y dedicarle el show de esta noche. Quiero que todos nos miremos los unos a los otros y nos sintamos agradecidos de estar juntos, alegres y vivos, ya que la vida puede terminar en un instante", se sinceraba ante el público sin poder contener la emoción.

Publicidad