Sergio Ramos y Pilar Rubio en una foto de archivo

Showbiz

Tras cosechar este martes un empate ante Suecia que certificó el pase automático de la selección española de fútbol a la fase final de la Eurocopa que se disputará este próximo verano, Sergio Ramos pudo tomarse finalmente una tarde libre en medio de la semana y, como era de esperar en alguien tan familiar como el sevillano, no dudó en ocuparla enteramente con sus tres retoños: Sergio Junior, Marco y el pequeño Alejandro.

Como se desprende de la enternecedora imagen que ha compartido en su perfil de Instagram, la cual podría haber sido tomada por su esposa, Pilar Rubio, el también capitán del Real Madrid se unió como un 'niño más' a las sesiones de juegos de sus retoños, una experiencia que le llevó a percatarse, una vez más, de que sus particulares "problemas crecen" aparentemente a la velocidad de la luz.

Publicidad

"Los Ramos Boys... Los problemas crecen", ha escrito el deportista en su espacio personal junto a una idílica imagen en la que tanto él como sus tres 'espartanos' aparecen muy sonrientes y relajados ante la cámara. "Qué rápido crecen" o "Alma de niño siempre" son algunos de los hashtags que ha añadido a su publicación para sacar a relucir su lado más nostálgico.

Al margen de todas las felicitaciones y demás mensajes elogiosos que ha recibido a cuenta de lo adorable de su prole, en el tablón de comentarios de la publicación también se ha colado una pequeña crítica procedente del expiloto de motociclismo Fonsi Nieto, quien no pudo evitar recordar su largo historial de lesiones al ver que el primogénito de Sergio iba montado en una motocicleta de 'cross' adaptada a su edad y tamaño. "Estas loco, hermano, las motos bien lejos de él", le dirigió junto a varios emoticonos sonrientes.

Publicidad