La duquesa de Sussex

Showbiz

Este domingo se emitirá en Reino Unido un especial grabado durante la visita oficial de los duques de Sussex a Sudáfrica, que coincidió con el anuncio de que la pareja había decidido emprender acciones legales contra dos tabloides británicos por publicar una carta escrita por Meghan a su padre en la que le pedía que dejara de conceder exclusivas si de verdad deseaba que algún día pudieran reconstruir su relación.

En el comunicado con el que el príncipe Enrique dio a conocer la decisión que habían tomado también criticó duramente a la prensa por el trato cruel rayano, en su opinión, en el acoso que le habían dedicado a su esposa durante el embarazo de su primer hijo y ahora se podrá conocer la opinión al respecto de la propia Meghan gracias a las entrevistas que ella concedió para ese documental.

Publicidad

En una de ellas, contesta por primera vez a varias preguntas acerca de los ataques que ha recibido por parte de ciertos sectores de la opinión pública y de los medios británicos con una sinceridad inesperada.

"A ver, cualquier mujer se siente especialmente vulnerable cuando está embarazada, así que eso solo hizo que resultara más complicado", explica durante una conversación con el periodista Tom Bradby.

"Y luego, cuando llega el recién nacido... ya sabes cómo son esas cosas. Como mujer, en concreto, resulta abrumador. Cuando a todo eso le añades la presión de ser una madre primeriza y una recién casada es...".

Hasta ahora, la antigua actriz le había puesto al mal tiempo buena cara antes los ataques de su familia paterna -con la que no mantiene contacto desde hace años- y se había parapetado tras una sonrisa imperturbable en cada una de sus apariciones públicas, pero en esta ocasión parece que no ha podido evitar emocionarse por primera vez desde que se hiciera público su compromiso con el nieto de Isabel II.

"Muchas gracias por preguntar, no mucha gente lo ha hecho: preguntarme si estoy bien. Es algo muy real con lo que lidias en privado", añade rápidamente tras recobrar la compostura, aunque antes de cambiar de tema se enfrenta a una última cuestión: si sería justo decir que todavía no se encuentra del todo bien, ante lo que responde con un escueto 'sí'.

Publicidad