ESPAÑA Famosos -  24 de octubre 2019 - 10:45hs

Rafa Nadal se pronuncia finalmente sobre su boda: "Nos divertimos un montón"

No ha pasado ni una semana desde que el tenista Rafa Nadal y Xisca Perelló se convirtieran finalmente en marido y mujer tras casi 15 años de relación sentimental tan sólida como discreta.

Sin embargo, eso no ha sido obstáculo para que el tenista haya protagonizado ya su primer acto público, concretamente una rueda de prensa ligada al partido solidario que disputará contra su amigo y rival Novak Djokovic en Kazajistán, y se haya visto obligado a pronunciarse sobre los entresijos de su íntima pero mediática boda.

"Disfrutamos mucho, fue un día muy bonito. Nos divertimos un montón y disfrutamos con las personas que nosotros queríamos que estuvieran. Por eso tuvimos un gran día", ha relatado con cierta incomodidad al tratarse de un asunto ligado a su ámbito más privado y justo antes de cambiar magistralmente de tema para reorientar la conversación al acto benéfico que les ocupaba.

"Fue algo que habíamos estado preparando durante mucho tiempo. Pero ya ha pasado y ahora es momento de volver para el fin de la temporada de tenis. Y es bueno regresar para un evento benéfico", ha añadido sobre el encuentro de exhibición, llamado 'Duelo de Titanes', que tendrá lugar este jueves en la ciudad de Astaná.

De las escasas imágenes que han trascendido del enlace del pasado sábado en la 'Fortaleza' de la localidad mallorquina de Pollensa, varias de ellas proporcionadas por los propios novios, pudo confirmarse la asistencia de los reyes eméritos de España, don Juan Carlos y doña Sofía, a la celebración, así como la de varios compañeros de profesión del número uno del mundo Feliciano López, Carlos Moyá y David Ferrer, entre otros junto a sus respectivas parejas.

Una de las ausencias más notables, quizá por la estrecha amistad que se les había atribuido hasta ahora, fue la del tenista suizo Roger Federer, quien no tuvo reparo en restar importancia al hecho de no haber recibido invitación por parte de Rafa al tiempo que señalaba que, probablemente, la fiesta había sido concebida solo para sus seres más queridos.

"No fui invitado a la boda, tampoco me lo esperaba. Nos llevamos muy bien, pero en una boda invitas a las personas con las que quieres compartir la mayor parte de tu tiempo. Por eso no me supone ningún problema", aseguraba con naturalidad en una rueda de prensa previa al torneo de Basilea.

En esta nota: