Pilar Rubio y Sergio Ramos

Showbiz

Mucho antes de que ambos se animaran a pasar por el altar el pasado mes de junio tras casi una década de relación, la pareja formada por Pilar Rubio y Sergio Ramos, padres de los pequeños Sergio, Marco y Alejandro, ya se había consagrado como una de las más sólidas y envidiables de la crónica social gracias a esa evidente química que existe entre ellos y, por supuesto, a las conmovedoras declaraciones de amor que suele intercambiar en las redes sociales.

También era comúnmente sabido, por otro lado, que su estrecha conexión personal no implicaba necesariamente que compartieran toda clase de gustos y aficiones, sobre todo porque la pasión de la estrella televisiva por el "heavy metal" y el rock duro en general contrastaba claramente con la preferencia del sevillano por el flamenco, la rumba y los ritmos latinos.

Publicidad

Sin embargo, hasta ahora la antaño reportera no se había animado a profundizar un poco más sobre las disputas ocasionales que se producen entre ellos a cuenta de los potentes altavoces que, a buen seguro, tendrán en las zonas comunes de su casa.

En ese sentido, la madrileña no ha tenido reparo en revelar a la presentadora Toñi Moreno, en su nuevo programa de Canal Sur, el nivel de tolerancia que cada uno exhibe hacia la música del otro y, asimismo, las líneas rojas que existen al respecto.

"Yo soy un poco más transigente y, por lo general, le dejo poner lo que quiera. A lo mejor yo estoy escuchando a 'Panthera', 'Anthrax' o 'Metallica', y me viene él y me dice: 'Quita eso, por favor, que me duele la cabeza solo de escucharlo'", ha confesado la colaboradora de "El Hormiguero" durante la distendida conversación que ha mantenido en el programa "Un año de tu vida", justo antes de desvelar el único tipo de música que no soporta de su marido.

"Claro, quizá él te pone Camarón, Niña Pastori..." le ha dirigido Toñi sobre algunos de los artistas favoritos del futbolista sevillano, capitán del Real Madrid y de la selección española de fútbol.

"Bueno, pero esos son cosas buenas. A mí lo que no me gusta es el reguetón, con eso no puedo", ha asegurado Pilar con total naturalidad.

Publicidad