Janet Jackson

Showbiz

La cantante Janet Jackson lleva algo más de dos años teniendo que compaginar su faceta de estrella del pop con todas esas labores derivadas de su condición de madre del pequeño Eissa, fruto de su extinto matrimonio con el empresario Wissam Al Mana.

Semejante combinación de responsabilidades tiene a la hermana del difunto Michael Jackson "muy cansada", como ha revelado ella misma en su última entrevista, pero por el momento no se plantea cambiar de postura en relación con la posible contratación de una niñera profesional.

Publicidad

"Me tiene muy cansada, la verdad, nunca duermo lo suficiente", ha revelado la artista en una sincera conversación radiofónica con la locutora Carrie Bickmore, de la emisora musical Hit Network, quien no ha tardado en preguntarla por la falta de ayuda externa, al margen de la de sus familiares más cercanos, que está marcando su experiencia en la maternidad.

"Si mi madre lo hizo sola y mi abuela lo hizo sola, ¿por qué no iba yo a intentarlo? ¿Por qué no voy a poder yo? Estoy segura de que en el futuro, cuando [Eissa] sea más mayor, necesitaré que me echen una mano para esto o aquello. Pero ahora no tengo a nadie porque no lo necesito. Y me encanta", ha añadido orgullosa y satisfecha.

Por si eso no fuera suficiente, su deseo de pasar el mayor tiempo posible con su retoño parece haber dado sus frutos en el terreno musical, ya que Eissa ha empezado a ofrecer signos inequívocos de que ha heredado la misma pasión y el talento del clan Jackson en este ámbito artístico: "Un día le vi tocando su guitarra de juguete con su baqueta. Ahora le he comprado un violín y no lo suelta ni para dormir", ha aseverado.

Publicidad