Miguel Ángel Silvestre en una de sus útimas fotos de (c) Instagram

SHOWBIZ

El actor Miguel Ángel Silvestre está guapo se ponga lo que se ponga y, por tanto, con independencia de cualquier ocurrencia estética que le impongan sus variados proyectos en el mundo del cine y la televisión. Sin embargo, y como se desprende de la dos imágenes que ha compartido ahora en sus redes sociales, ni siquiera sus fans más acérrimos se ponen de acuerdo en esta ocasión a la hora de valorar lo favorecedor o no de su último cambio de look: un corte de pelo más propio de los años noventa y un tinte que ciega la vista por lo intenso del color amarillo que lo compone.

De hecho, hasta el propio intérprete ha reconocido a sus seguidores de Instagram, la plataforma con la que ha querido dar a conocer públicamente semejante transformación física, que no está particularmente satisfecho con los resultados que se desprenden de su paso por la peluquería. "Hay dos clases de perros, los que sacan pecho cuando les cortas el pelo, y los que esconden el rabito y se esconden. Yo creo que soy uno de los segundos", ha bromeado.

Publicidad

Aunque es más que probable que su nuevo peinado sea temporal y, sobre todo, fruto de un proceso de caracterización ligado a su próximo papel en la gran pantalla, el revuelo que han generado las instantáneas entre sus incondicionales ha sido mayúsculo. Mientras que algunos de ellos han opinado que el castellonense ha ganado un punto de atractivo adicional con el cambio, otros han dejado claro que ya están echando de menos al antiguo Miguel Ángel.

"Le queda genial, se ha teñido de rubio pero sigue estando guapísimo", ha asegurado una internauta que se posiciona del lado de aquellos que le han dado su beneplácito al llamativo corte de pelo. "Cuando he visto que Miguel Ángel se ha teñido al rubio, me he dicho, '¡Noooo!'", ha apuntado otra usuaria claramente decepcionada con lo ocurrido.

Publicidad