David Bisbal

Showbiz

Teniendo en cuenta que, desde hace quince años ya, se erige como uno de los artistas más internacionales y queridos de la escena musical en español, por lo general no resulta demasiado sorprendente ver a David Bisbal en diferentes puntos del globo terráqueo dentro de una misma semana y, especialmente, en aquellos veranos en los que se embarca en maratonianas giras de conciertos.

Sin embargo, la presencia del artista almeriense ayer jueves en Bruselas (Bélgica) sí que llamó la atención por lo inusual del emplazamiento en que pasó buena parte de su día: nada menos que la sede, en la capital comunitaria, de una de las instituciones más importantes de la Unión Europea y, desde luego, la más democrática de todas: el parlamento.

Publicidad

Como se ha encargado de explicar el astro de la música en su cuenta de Instagram, su presencia en la cámara comunitaria cuya sede principal se encuentra en Estrasburgo (Francia) y su participación en varios eventos organizados por la misma se deben a su condición de embajador de la delegación española de Unicef, la agencia de Naciones Unidas encargada de supervisar el respeto a los derechos de la infancia, y por supuesto a una fecha tan especial como la del Día Mundial de los Niños.

"Hoy, Día Mundial de los Niños, se cumplen 30 años de la firma del tratado internacional más ratificado de la historia, la Convención de los Derechos de los Niños. Como embajador de Unicef España, he venido al Parlamento Europeo para celebrar este histórico acontecimiento, y para pedir a los políticos que garanticen que la infancia esté en el centro de las decisiones políticas", ha escrito el comprometido artista en su espacio de la red social. "¡Eres grande, embajador!", ha escrito con entusiasmo el perfil de Unicef España en la sección de comentarios.

Más allá de lo solemne de la jornada y del edificio que les acogía, lo cierto es que David Bisbal, sus compañeros de conferencia, los parlamentarios allí presentes y el sinfín de niños y adolescentes que se dieron cita en el hemiciclo disfrutaron asimismo de varias actividades lúdicas a la par que reivindicativas.

"David Bisbal pide en el Parlamento Europeo que los niños disfruten de sus derechos básicos, como el de tener una vida llena de alegría y amor, estar con sus familias e ir a la escuela. ¡Qué grande eres, embajador!", le ha dirigido una internauta en la misma plataforma al tiempo que resumía el poderoso alegato ofrecido por el artista.

Publicidad