Khloé Kardashian y Tristan Thompson durante su tiempo juntos

SHOWBIZ

Han pasado solo unos días desde que salieran a la luz, por medio del programa de telerrealidad 'Keeping Up With the Kardashians', varias escenas de mediados de este año que revelaban cómo el jugador de baloncesto Tristan Thompson se había propuesto reconquistar a Khloé Kardashian -básicamente con joyas y súplicas constantes para que le perdonara- tras meses de infidelidades y un beso a Jordyn Woods que supuso el certificado de defunción de su turbulenta relación.

Esos accesorios recibidos meses atrás, unidos a los halagadores comentarios que, en las redes sociales, le ha venido dedicando el deportista a la hermana de Kim Kardashian en tiempos recientes, han supuesto una combinación muy efectiva a la hora de generar intensos rumores sobre la posibilidad de que la pareja, padres de una niña llamada True, acabe protagonizando una sonada reconciliación más pronto que tarde.

Publicidad

Sin embargo, fuentes del entorno de la estrella televisiva han salido rápidamente a la palestra para neutralizar esta teoría y dejar patente que Khloé no está dispuesta a reabrir ese conflictivo capítulo de su historial sentimental, aunque también han admitido que su corazón se reblandeció ligeramente durante esa época, ya superada, en la que Tristan no paraba de recordarle con diamantes que seguía enamorado de ella.

"Sí, es cierto que Tristan quería reconquistarla, pero no hay que olvidar que esas imágenes [las del programa] son del mes de junio y que las cosas han cambiado mucho desde entonces. Para Tristan, estar de nuevo con la madre de su hija era también una cuestión de ego, pero Khloé se ha mantenido fuerte y no le ha permitido regresar a su vida en el plano romántico", ha revelado un informante a la revista People.

Eso sí, aunque tiene muy claro que Tristan solo forma parte de su vida en su condición de padre de la pequeña True, de 20 meses, en el citado episodio Khloé reconocía abiertamente que se enfrentaba a un importante dilema en relación con el colgante y el anillo a juego con el que le había sorprendido el deportista por su cumpleaños.

"Últimamente Tristan no ha parado de decirme que lo siente mucho, que me quiere y que me valora. Pero ahora mismo lo único que puedo hacer con él es criar a nuestra hija. Sé que él quiere algo más, pero eso no se me pasa ahora mismo por la cabeza. La duda que tengo es si debería quedarme con el regalo o no. Ha tenido un gesto muy amable y dulce, de verdad, pero un colgante no va a arreglar las cosas", expresaba ante las cámaras del espacio televisivo.

Publicidad