Naomi Campbell no se atreve a retocar sus propias cejas

Showbiz

La modelo Naomi Campbell suele tener todo un ejército de maquilladores y estilistas a su disposición para poder lucir la mejor versión de sí misma sobre la pasarela o en cualquier evento público, pero también es cierto que, en caso de emergencia, ella sola se basta para aplicarse todos esos retoques estéticos que requiere una figura de su categoría.

En realidad no todos, como ha explicado la propia maniquí poco antes de recoger el premio al "icono del año" que le han entregado este lunes sus buenos amigos del British Fashion Council. Y es que solo hay una persona en todo el mundo -puede que la afirmación sea algo exagerada, aunque viniendo de ella nunca se sabe- con autorización para trabajar sus maravillosas cejas.

Publicidad

"Lo único que no me puedo hacer son las cejas... Mis cejas son tarea de la única e inigualable Anastasia Soare. Ella es la única persona en todo el planeta a la que dejo tocar mis cejas. Siempre que ella se encargue de eso, del resto me puedo apañar yo sola", ha asegurado a los periodistas congregados en el evento.

Hace solo una semana, la diosa de ébano no dudó en cuestionar abiertamente su propia condición de 'icono', algo que no era incompatible con el sentimiento de "gratitud" que le invadía ante semejante reconocimiento, al tiempo que reflexionaba sobre el verdadero concepto que, a su juicio, se desprendía del título recibido este lunes.

"Es un honor que me llamen icono, lo es de verdad. Yo sigo sin pensar en mí misma como un icono, pero por supuesto respeto enormemente, me honra y me hace sentir bendecida, recibir un premio que representa esta idea. ¿Tiene que ver con mi edad y con los años que llevo en esto? ¿Probablemente, verdad? ¿La palabra icono va ligada a la edad? ¿Es por la longevidad?", se preguntaba Naomi en conversación con los reporteros.

Publicidad