Sam Smith

SHOWBIZ

El cantante Sam Smith ha vuelto a demostrar que no ha superado por completo los tradicionales complejos que tiene con su físico y, por tanto, que la necesidad de aceptarse y quererse tal como es requiere de una batalla constante contra sus propios demonios, así como contra aquellos cánones de belleza tan estrictos a los que hasta cierto punto sigue sometido.

Tanto es así, que el intérprete británico ha recurrido a las redes sociales para reflexionar abiertamente sobre los efectos que los excesos navideños tienen, no solo en su cuerpo, sino también en su autoestima y amor propio, aunque al mismo tiempo ha aprovechado su publicación para reivindicar el derecho de todos los seres humanos a ser valorados al margen de las particularidades sobre su físico.

Publicidad

"Llegan las Navidades, ese momento del año en el que siempre se disparan mis inseguridades en relación con la imagen. Me encantan los pasteles de carne y siempre gano unos kilos en esta época, y eso me lleva a sentirme mal después", ha escrito el astro de la música en su cuenta personal junto a una foto en la que aparece con el torso desnudo, normalizando así su situación y, todo sea dicho, la de millones de personas en todo el mundo.

"Es una lucha diaria la que tengo con este asunto, así que escribo esto tanto para vosotros como para mí. Recordémonos a nosotros mismos que, independientemente de nuestro peso, tenemos que apreciar nuestros cuerpos fluctuantes y ser conscientes de que merecemos amor, respeto y aceptación. Mírate al espejo y reacciona a esa imagen con bondad navideña. Sed amables con vosotros mismos, y recordad que no estáis solos", ha añadido en la misma publicación.

Publicidad