EEUU Famosos -  22 de enero 2020 - 10:54hs

Chris Martin no pierde las buenas formas ni cuando se enfada

El músico ha sido la última celebridad en encararse con los 'cazadores de autógrafos' profesionales para reprocharles su agresividad, pero en su caso lo ha hecho sin elevar su tono de voz ni perder la calma

La imagen pública que Chris Martin ha proyectado siempre es la de un hombre tranquilo, con un punto excéntrico pero una educación impecable y que hace gala de un optimismo arrollador enfundado en esas camisetas coloridas y vaqueros ajustados que ha convertido en su uniforme habitual.

Sin embargo, este lunes un grupo de agresivos fans consiguió acabar con su paciencia a la salida de un concierto benéfico que acababa de ofrecer con su banda Colplay en Los Ángeles y durante el que se le olvidó la letra de una canción.

Varios testigos grabaron la conversación que el músico, claramente frustrado, mantuvo con el grupo de desconocidos para reprocharles la manera en que se habían dirigido a él, pero sin elevar en ningún momento su tono de voz ni perder los papeles a pesar de que ya estaba enfadado por el resultado de su actuación antes incluso de iniciar esa conversación.

"Quiero que me tratéis como a un ser humano. No me gritéis, es demasiado agresivo. Pedid las cosas con amabilidad o sed educados, jo**r. Tenéis que tratar a los demás con un mínimo de decencia", afirmó.

En su breve discurso, el exmarido de Gwyneth Paltrow insistió en que no siempre puede estar de humor para lidiar con ese tipo de acoso, sobre todo cuando sabe que no se trata realmente de admiradores de su trabajo, sino de personas que solo quieren conseguir un autógrafo suyo en una pieza de merchandising para revenderla más tarde.

"Sé que todo esto va a acabar en eBay. Y aun así siempre firmo por lo menos uno de cada", les recordó. "Puede que esté teniendo problemas familiares o que acabe de salir de un bolo de mi**da, como ha sido el caso. ¿Me entendéis?".

Lo más sorprendente de todo es que finalmente el artista firmó varios de los objetos que le pidieron antes de dar media vuelta y marcharse.

En esta nota: