La cantante Mýa

SHOWBIZ

En uno de los episodios más míticos de la serie 'Sexo en Nueva York', Carrie Bradshaw decide enviar una invitación anunciando que se va a casar "consigo misma" a una de sus amigas con hijos, que se negaba a reembolsarle el importe de los zapatos que le habían robado en una fiesta que esta última había organizado y en la que había pedido a todos sus invitados que se descalzaran para no transmitirle enfermedades a sus retoños.

La solución que la protagonista encontraba a ese problema era abrir una lista de regalos en Manolo Blahnik e incluir solo el par que había perdido, pero esa historia sigue emocionando a muchas otras mujeres solteras que, como Carrie, sienten que no hay ningún día especial dedicado exclusivamente a ellas -los cumpleaños no cuentan- en el que reciban regalos o tarjetas de felicitación.

Publicidad

Pues bien, la cantante Mýa ha decidido seguir el ejemplo del personaje al que daba vida Sarah Jessica Parker contrayendo matrimonio consigo misma. En realidad, su enlace también se ha enmarcado en la ficción, más en concreto en la grabación del videoclip de su sencillo 'The Truth' que grabó el pasado diciembre en las islas Seychelles, pero ella no pudo resistirse a tomarles un poco el pelo a sus fans anunciando a través de Instagram que se había convertido oficialmente en la 'señora Lansky'.

Por la reacción de muchos de sus compañeros de profesión y amigos en la sección de comentarios de la publicación, ellos tampoco estaban al corriente de sus planes y se habían llevado una gran sorpresa, en especial porque hace años que no se le conoce pareja.

Finalmente, Mýa ha confirmado al portal TMZ que se había dado el 'sí quiero' a sí misma. Lo que no ha quedado claro es si la artista aprovechó que iba a vestirse de novia por partida doble en el rodaje de su vídeo musical para celebrar alguna especie de ceremonia de compromiso dedicada a su persona o si todo se ha tratado de una maniobra de marketing.

Publicidad