Pastora Soler junto a sus hijas Estrella y Vega en (c) Instagram

SHOWBIZ

La cantante Pastora Soler irradia unos niveles de felicidad aún más intensos que los ya habituales desde que, hace menos de un mes, recibiera a la segunda de sus adorables hijas, Vega, fruto de su sólido matrimonio con el coreógrafo Francis Viñolo. Tanto es así, que la intérprete sevillana no suele dejar escapar la oportunidad de retratar a sus "dos estrellas" en cualquier momento del día a día a fin de presumir de la estrecha relación fraternal que ya se está fraguando entre ellas.

"15 días de nuestro romance #Mis dos estrellas #Enamorada de las dos #amor infinito", ha escrito la que fuera representante de España en el festival de Eurovisión junto a una foto que ha hecho las delicias de sus incondicionales. En ella aparecen las tres mujeres de la casa tumbadas en la cama y, de forma más concreta, su primogénita Estrella queda retratada mientras acaricia la carita de su hermana pequeña.

Publicidad

Desde luego, la instantánea corrobora las declaraciones que ofreció la propia Pastora en las puertas del hospital Santa Ángela de la Cruz (Sevilla) en el que nació su benjamina. Poco antes de abandonar el centro médico para seguir reposando en la tranquilidad de su hogar, la artista y el orgulloso papá aseguraban que Estrella, de cuatro años, estaba tan "emocionada" como ellos ante la perspectiva de ver ampliada su familia.

"Está emocionada. Ayer estuvo todo el día con nosotros aquí, pero hoy ha ido al colegio. Hay que tener cuidado ahora porque ya no es la única. Pero nos lo pone muy fácil, la verdad es que es muy buena", explicaba Pastora justo antes de desvelar los entresijos del nombre que eligieron para su pequeña, del que esperan que no cause rivalidad de ningún tipo entre las hermanas.

"Vega es el nombre de la estrella que más brilla, tiene mucha fuerza, pero no lo decidimos hasta el final", señalaba la cantante.

Publicidad