El productor de cine acusado de abusos sexuales podría pasar 29 años encarcelado

AFP

Un jurado de Nueva York declaró este lunes al extitán de Hollywood Harvey Weinstein culpable de dos delitos de agresión sexual y violación, pero no de depredación sexual, un veredicto que otorga la primera victoria en las cortes al movimiento #MeToo.

Tras casi un mes de juicio y cinco días de deliberaciones, el jurado halló culpable a Weinstein, de 67 años, de agresión sexual en primer grado por practicar sexo oral forzado a la exasistente de producción Mimi Haleyi en julio de 2006, un delito castigado con cinco a 25 años de cárcel.

Publicidad

El exproductor de "Pulp Fiction" también fue declarado culpable de violación en tercer grado de la exactriz Jessica Mann en marzo de 2013, un delito que conlleva una pena máxima de cuatro años de prisión.

Pero fue hallado no culpable del delito de violación en primer grado de Mann y de dos cargos de depredación sexual, los delitos más graves de los cuales era acusado y por los cuales arriesgaba a ser sentenciado a cadena perpetua.

Su sentencia será decidida en unos meses por el juez James Burke, que presidió el mediático proceso en la corte penal estatal de Manhattan.

El primer juicio penal de un hombre poderoso acusado en el marco del movimiento #MeToo contra el acoso y la agresión sexual comenzó el 22 de enero, contó con el testimonio de seis mujeres que denunciaron agresiones sexuales y culminó este lunes con el veredicto unánime de los siete hombres y cinco mujeres del jurado.

Ya el comediante Bill Cosby había sido hallado culpable en 2018 de drogar y agredir sexualmente a una mujer, pero fue acusado en 2015, antes del nacimiento del movimiento #MeToo.

Weinstein fue denunciado por acoso, agresión sexual o violación por más de 80 mujeres desde que estalló el escándalo en octubre de 2017, incluidas las actrices Salma Hayek y Gwyneth Paltrow.

Pero solo fue juzgado por dos casos: la presunta agresión sexual contra Mimi Haleyi y la violación de la exactriz Jessica Mann. La mayoría de los otros delitos han prescrito.

Para decidir si Weinstein es un depredador sexual, el jurado debía determinar que violó a la actriz de "Los Sopranos" Annabella Sciorra, además de agredir sexualmente a Mimi Haleyi y/o violar a Jessica Mann.

Sciorra contó que Weinstein la violó en el invierno boreal de 1993-94, pero fue hace tanto tiempo que los delitos prescribieron. No obstante su testimonio, combinado con las acusaciones de Haleyi y Mann, podía ser utilizado para hallarlo culpable de depredación sexual.

La fiscalía aseguró durante el proceso que Weinstein se aprovechó de su inmenso poder en la industria del cine para agredir sexualmente durante años a aspirantes a actriz y empleadas del sector.

Pero la defensa mostró al jurado decenas de correos electrónicos que demuestran que ambas acusadoras mantuvieron durante años relaciones cariñosas con el productor de cine después de las supuestas agresiones, incluidas relaciones sexuales consentidas.

Durante el proceso, la fiscal Joan Illuzzi aseguró a los siete hombres y cinco mujeres del jurado que las acusadoras no tienen "ninguna razón para mentir".

"¿Por qué someterse a todo este estrés" de venir a atestiguar si no están diciendo la verdad?, preguntó. "Sacrificaron su dignidad, su intimidad, su calma con la esperanza de hacer escuchar su voz".

La abogada jefa de la defensa, Donna Rotunno, por su lado, dijo que las acusadoras manipularon a Weinstein para avanzar en sus carreras y las responsabilizó de las supuestas agresiones.

Weinstein también fue inculpado en enero de dos agresiones sexuales en Los Angeles, por las cuales aún debe responder ante la justicia. También es blanco de varias demandas civiles.

Publicidad