ESPAÑA Famosos -  26 de febrero 2020 - 10:35hs

Ana de Armas sabía que tenía que abandonar Cuba para triunfar

La actriz cubana comunicó a sus padres su deseo de cruzar el charco para iniciar su carrera interpretativa antes de cumplir 18 años: una decisión arriesgada que, eventualmente, demostró ser la acertada

La actriz Ana de Armas se ha convertido sin duda en una de las figuras más cotizadas de la industria de Hollywood: una posición que se ha ganado a pulso durante los últimos cinco años al trabajar en producciones tan exitosas como 'Puñales por la espalda', la cual le valió su primera nominación a los Globos de Oro el pasado mes de enero, o al menos tan mediáticas como 'Blade Runner 2049', una cinta que cosechó críticas muy positivas pero que, ciertamente, supuso un gran fracaso a nivel comercial.

Aunque en el mundo anglosajón poco se sabe sobre el papel que la catapultó al estrellato tanto en España como en otros países hispanohablantes, el de la adolescente Carolina Leal en la serie de intriga 'El Internado', lo cierto es que su fichaje para la producción en 2007 le abrió de par en par las puertas de una industria en la que no ha dejado de evolucionar y ganar prestigio.

Antes incluso de alcanzar la mayoría de edad, Ana ya era plenamente consciente de que para poder crecer y triunfar como actriz no tendría más remedio que abandonar su Cuba natal y empezar una nueva vida en otra zona del mundo. Su decisión de instalarse en el viejo continente y, en concreto, en la Península Ibérica no estaba exenta de riesgos, ya que en un principio solo le garantizaba encontrarse a miles de kilómetros de distancia de sus seres queridos.

"Lo tenía muy claro antes de cumplir los 18 años, ya le había dicho a mis padres que esto tenía que pasar antes o después. Fui muy afortunada, porque mis padres me apoyaron incondicionalmente, pero la verdad es que solo sabía que me estaba adentrando en lo desconocido. Ahora me pongo en su situación y entiendo lo duro y aterrador que tuvo que ser para ellos", ha reconocido en conversación con la revista Porter.

Pese a su temprana salida de la isla, la cual visita ocasionalmente y cuando se lo permite su apretada agenda de trabajo, lo cierto es que a lo largo del año pasado Ana tuvo oportunidad de recorrer una vez más las calles de La Habana gracias a los decorados tan precisos que de la urbe realizaron los experimentados diseñadores de exteriores de la nueva cinta de la saga 007, 'Sin tiempo para morir', en la que la intérprete da vida a una agente de la CIA llamada Paloma. "Ojalá estuviéramos en Cuba de verdad para poder compartir esta experiencia con mi gente. Estoy segura de que estarían emocionados y orgullosos. Han conseguido recrearlo todo a la perfección, excepto el tiempo", bromeaba la artista en una rueda de prensa que tuvo lugar hace unas semanas en Londres.

En esta nota: