EEUU Famosos -  2 de marzo 2020 - 12:29hs

El servicio religioso de Kanye West en París no se libra de la polémica

La decisión del rapero de ofrecer un servicio religioso en el teatro Bouffes du Nord antes de su desfile de este lunes en París provocó la cancelación de una obra que debía representarse en ese recinto

Como todo lo que rodea al rapero, el desembarco de Kanye West en la Semana de la Moda de París no ha estado exento de cierta polémica. Antes del desfile de su colección Yeezy Season 8 que tendrá lugar este lunes por la noche, el controvertido músico reconvertido en una especie de líder espiritual para los ricos y famosos de Los Ángeles quiso deleitar a unos cuantos afortunados con un nuevo servicio religioso que, en esta ocasión, tuvo lugar en el teatro Bouffes du Nord de la capital francesa.

Como suele ser habitual en los eventos que ha venido organizando Kanye junto a su coro de góspel de confianza, no faltaron los rostros famosos: su esposa Kim Kardashian estuvo acompañada de su primogénita North y de su hermana mayor Kourtney -con quien parece haber hecho las paces- y la hija de esta, Penelope, y tampoco quisieron perderse la cita personalidades de la industria de la moda como el diseñador Jacquemus.

Sin embargo, no todos quedaron encantados con el resultado final. Los responsables del recinto donde tuvo lugar esa especie de misa no-confesional han sido acusados de cancelar en el último minuto una obra de teatro titulada 'Maison Mère' que estaba previsto que se representara el domingo, bajo el pretexto de ciertos "problemas técnicos".

La actriz Phia Menard, que forma parte del elenco del mencionado espectáculo, ha lamentado amargamente esa decisión en un comunicado publicado en Facebook, y del que se ha hecho eco el portal Voici, para denunciar que la dirección del teatro prefiriera claramente lucrarse con la notoriedad que atraería Kanye que respetar el contrato que había firmado con sus compañeros y con ella, que no habría tenido reparo en "romper de manera unilateral" al mismo tiempo que mentía a los espectadores acerca de los motivos por los que no podrían disfrutar de la obra.

En esta nota: