Kaley Cuoco con su marido Karl Cook

SHOWBIZ

A finales del año pasado, cuando el mundo entero estaba comentando aún la última ocurrencia de Gwyneth Paltrow que pasaba por no compartir temporalmente la misma casa que su marido para fomentar la "polaridad" de su relación de pareja, la actriz Kaley Cuoco quiso dar un paso al frente para aclarar que la situación de su compañera de profesión no eran tan excepcional y que ella seguía viviendo sola a pesar de que llevaba casada con Karl Cook desde 2018.

En su caso, esa decisión se debía a motivos puramente prácticos, ya que el flamante matrimonio estaba construyendo la mansión de sus sueños y la antigua protagonista de 'The Big Bang Theory' prefería esperar a que estuviera lista para mudarse, en lugar de hacerlo primero a la vivienda de Karl mientras buscaba un comprador dispuesto a desembolsar los casi cinco millones de dólares que ella pedía por su propiedad.

Publicidad

Ahora por fin han concluido las obras y, en cuanto Kaley termine el rodaje en Nueva York de su nueva serie para la HBO en abril, los dos harán las maletas para irse a su nuevo hogar.

"Está todo listo y estamos muy emocionados. Aún no hemos pasado ni una noche allí. Karl está en Los Ángeles y le he dicho que puede empezar a trasladarse sin mí, pero está esperando a que yo vuelva para hacerlo juntos y mover también a todos los animales", ha explicado la actriz en declaraciones al programa Access Hollywood al mismo tiempo que defiende su decisión de esperar para convivir con su marido como la mejor que podía haber tomado.

"A todo el mundo le parecía una locura cuando lo contamos, no se lo podían creer", ha bromeado.

Publicidad