EEUU Famosos -  20 de marzo 2020 - 10:37hs

Jennifer Garner pierde la paciencia por la imprudencia de sus padres ante el coronavirus

La actriz ya no sabe cómo explicarle a sus progenitores, que se encuentran dentro de los grupos de riesgo a los que más afecta esta enfermedad, lo peligroso que resulta que no se aíslen en casa

Al igual que cientos de miles de personas estos días, la actriz Jennifer Garner está intentando mantener el ánimo durante el período de aislamiento ante la expansión del coronavirus mientras trata a un mismo tiempo de entretener a sus tres retoños, seguir trabajando desde casa y asegurarse de que todos sus seres queridos, en especial los más vulnerables, estén a salvo.

Pese a ello, este jueves por la noche ha encontrado unos minutos libres para conceder una breve entrevista por videollamada al programa 'The Tonight Show Starring Jimmy Fallon' y desahogarse acerca de lo frustrante que le resulta la actitud que sus padres, William y Patricia, han adoptado ante la actual crisis de salud a nivel global.

"Lo más difícil es lidiar con adolescente y con personas que se encuentran en los veintitantos, ¡y con mis padres! Mis padres son los peores. No paro de decirles: 'Mamá, papá, el mundo se ha paralizado precisamente para protegeros a vosotros'. Y ellos me contestan como si nada: 'A lo mejor vamos al supermercado en un rato'. ¡Quedaos en casa! No entienden que tienen que quedarse en casa", se ha quejado Jennifer durante la conversación que mantuvo con su amigo, que actualmente realiza su 'late night' desde casa.

La parte positiva es que al menos sus hijos -Violet, de 14 años, Seraphina, de 11, y Samuel, de 8- se lo están poniendo bastante más fácil que sus progenitores.

"Creo que, en esta situación, ellos tienen la edad perfecta porque son lo bastante mayores como para comprender lo que está sucediendo y que les puedas explicar que esto es un desafío, sí, pero podemos superarlo y somos un equipo. Y explicarles además que ha llegado el momento de aprender cómo funciona una aspiradora. Y tampoco son tan mayores como para que me contesten: 'No me importa, voy a salir con mis amigos'".

En esta nota: