EEUU Famosos -  23 de marzo 2020 - 10:11hs

Así sobrelleva Kelly Clarkson la avería de su inodoro

La cantante se encuentra aislada junto a su familia en una cabaña de Montana en la que, este fin de semana, se congelaron casi todas las tuberías

La cantante Kelly Clarkson y su familia, su marido Brandon Blackstock y sus hijos River y Remington, decidieron confinarse hace unos días en una cabaña situada en una región montañosa y remota de Montana para contribuir así a las labores de contención del coronavirus, pero lo cierto es que semejante gesto se ha visto acompañado de algún que otro problema en el plano de la infraestructura higiénica.

Según ha revelado la propia intérprete en sus redes sociales, este fin de semana se congelaron buena parte de las tuberías de su hogar debido a las bajas temperaturas que asolan todavía la zona, inutilizando elementos tan básicos para la vida cotidiana como los retretes. Eso explica que la artista haya tenido que recurrir al ingenio más desesperado para poder aliviarse y satisfacer así sus necesidades fisiológicas.

 Embed      

En su mensaje, la estrella de la música ha reconocido que ha tenido que echar mano de la letrina portátil de su pequeña al no contar con una alternativa mejor a su servicio habitual, una medida que no le ha generado "ni orgullo ni vergüenza" dadas las circunstancias extraordinarias en las que se encuentra el mundo y, particularmente, su hogar campestre.

"Cada día nos trae algo que jamás habríamos esperado. El caso es que las tuberías de nuestra pequeña cabaña de Montana se han congelado, así que he tenido que usar el water portátil de mi hija", ha revelado la artista en su cuenta de Twitter, en la que también ha explicado, esta vez sí orgullosa, que el confinamiento le ha llevado a retomar con entusiasmo la actividad física. "Ha tenido que venir una pandemia para que vuelva a entrenarme... Rodando por el suelo estoy", ha apuntado con humor.

En esta nota: