Andy Cohen

SHOWBIZ

El famoso presentador Andy Cohen desveló el pasado viernes a través de sus redes sociales que había dado positivo en la prueba del coronavirus tras pasar varios días sin encontrarse bien y durante los que decidió quedarse en casa por precaución.

Por el momento el creador del 'late night' 'Watch What Happens Live' sigue lidiando con una serie de síntomas que van desde el malestar general a una falta completa de apetito y aún no ha experimentado ninguna señal de mejoría, pero lo más duro de la enfermedad está siendo sin duda no poder ver a su hijo, que nació el año pasado mediante una gestación subrogada.

Publicidad

"Lo único que te puedo contar es lo que estoy viendo a través de la cámara del bebé y en vídeos, y eso es lo peor de todo", ha afirmado Andy acerca de la perspectiva de verse separado de su pequeño Benjamin, "pero lo importante es que está bien y su niñera tampoco se ha contagiado".

El único aspecto positivo que la estrella televisiva encuentra a su situación actual es la pérdida considerable de peso que ha experimentado desde que cayó enfermo.

"Hace dos días me di una ducha antes de irme a la cama y, de la que salía del baño, me vi en el espejo y pensé: 'Jo**r, qué buen aspecto tienes'. Pero ayer vi una foto de una pizza y me di cuenta de que me moría de ganas de comerme una. Cuando mejore, voy a engordar muchísimo. Resulta inevitable", ha bromeado durante la entrevista que ha concedido al programa 'Jeff Lewis Live' de la emisora SiriusXM.

Publicidad