Mason junto a su madre Kourtney Kardashian

SHOWBIZ

El clan Kardashian-Jenner cuenta con herederos suficientes -los cuatro hijos de Kim, los tres de Kourtney, las niñas de Rob y Khloé y la pequeña de Kylie- para seguir dotando de contenido al reality familiar durante varias décadas y asegurar así su supervivencia. Sin embargo, aún es pronto para pensar en ese relevo generacional, o al menos eso es lo que opina Kourtney.

La mayor de los seis hermanos -Kendall no aparece mencionada arriba porque aún no ha tenido descendencia- ha restringido considerablemente el acceso de las cámaras del programa al interior de su hogar a lo largo del último año y tampoco está dispuesta a permitir que sus retoños comiencen a construir su presencia en las redes sociales, sin importar lo rentables que hayan demostrado ser esas plataformas para sus allegados y ella.

Publicidad

View this post on Instagram

HAPPY right where we’re meant to be

A post shared by Kourtney Kardashian (@kourtneykardash) on

Por esa misma razón, esta semana se llevó una gran sorpresa al descubrir la existencia de una cuenta de Instagram con el nombre de usuario '@masondisickofficial' y, tras una breve investigación, pudo confirmar que la había creado su primogénito Mason sin pedirle permiso a su padre, Scott Disick, o a ella.

Aunque el niño de 10 años no cuenta con un teléfono móvil propio, sí tiene acceso a un iPad que usa normalmente para hacer los deberes. En un principio Kourtney intentó negociar con Mason y llegar a un acuerdo, cambiando la configuración de la cuenta para que fuera privada, pero el pequeño volvió a hacerla pública a sus espaldas y ella decidió entonces atajar el problema de raíz.

"Al final la borré porque Scott y yo creemos que... no sé, tiene solo 10 años. Además, me parece que hay un límite mínimo de edad en Instagram, me parece que hay que tener por lo menos 13 años. Pero lo que más me preocupa, cuando se trata de niños, son los comentarios que pueden recibir", ha desvelado Kourtney en la conversación que ha mantenido a través de esa red social con su amiga Sarah Howard, con quien ha creado el portal Poosh.

Publicidad