Zac Efron

SHOWBIZ

La estrategia del actor Zan Efron para desvincularse de su pasado como estrella Disney se ha basado en protagonizar comedias gamberras como 'Malditos vecinos', con las que se ha resarcido por todos los años en que tuvo que dar vida al arquetipo de chico bueno, y cultivar un físico de infarto que levanta pasiones.

Su estatus de sex-symbol llegó a su punto álgido cuando protagonizó junto a Dwayne 'The Rock' Johnson el remake para la gran pantalla de 'Los vigilantes de la playa' en el que ambos competían por lucir la musculatura más impresionante que, por otra parte, él no ha tratado de mantener a largo plazo.

Publicidad

View this post on Instagram

Getting the hang of this 🎣

A post shared by Zac Efron (@zacefron) on

"Para mí resultó muy importante hacer esa película, porque cuando acabamos me di cuenta de que no quería volver a estar en tan buena forma nunca jamás. Lo digo en serio, resultaba demasiado duro", ha confesado en una nueva entrevista al programa 'Hot Ones' de Sean Evans.

Los entrenamientos constantes, las restricciones en la dieta o la perspectiva de deshidratarse -literalmente- para que se le marcaran más los abdominales antes de rodar una escena sin camiseta resultaron demasiado para él: "Ese tipo de tonterías no son... al final acaba resultando una estu**dez", ha concluido.

A día de hoy, Efron solo se plantearía volver a pasar por un 'calvario' semejante por un papel que mereciera realmente la pena y, mientras tanto, no se agobia pensando en su imagen: "Yo estoy bien. Tienes que cuidar de tu mente y tu corazón, y con eso es suficiente", ha concluido.

Publicidad