Los duques de Sussex

SHOWBIZ

Estos días unos pocos residentes de la ciudad de Los Ángeles se llevaran una gran sorpresa al abrir la puerta de su casa para recoger su pedido de comida a domicilio y encontrarse nada más y nada menos que con los duques de Sussex.

Obviamente, a la pareja no le hace falta una inyección extra de ingresos después de abandonar sus funciones como 'royals'. En realidad, Enrique y Meghan han querido echar una mano a la organización Project Angel Food ocupándose de veinte de las personas gravemente enfermas que dependen de sus entregas de alimentos no perecederos.

Publicidad

"Nos dijeron que se habían enterado de que nuestros conductores están desbordados y querían ofrecerse como voluntarios para ayudar. Me quedé muy sorprendido de que nos hubieran elegido a nosotros. Salta a la vista que se preocupan de la parte más vulnerable de nuestra ciudadanía. Nuestros clientes se encuentran entre los grupos más vulnerables ante el coronavirus porque tienen un sistema inmunológico comprometido o padecen enfermedades cardíacas o pulmonares o tienen diabetes y en muchos casos son además mayores de 60", ha explicado el director de la organización, que reparte 1.600 comidas diarias, en declaraciones al portal Entertainment Tonight.

Según sus cálculos, en los próximos días esa cifra aumentará a más de 2.000 porque cerca de 400 personas se han suscrito a su servicio durante la actual pandemia. Al parecer, Enrique y Meghan colaboraron por primera vez con esta iniciativa el pasado domingo de Pascua y volvieron a hacerlo este miércoles.

Publicidad