Los duques de Sussex

SHOWBIZ

La relación con la prensa del príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle ha sido muy complicada desde antes incluso de que se anunciara su compromiso y su salida del núcleo duro de la monarquía británica no ha conseguido aliviar esas tensiones.

El matrimonio ha anunciado su intención de cortar todo tipo de contacto con cuatro periódicos ingleses -The Sun, Daily Mail, Daily Mirror y Daily Express- de cara al futuro, lo que en la práctica implicará que ni ellos ni su equipo de comunicación responderán a sus peticiones para corroborar informaciones sobre su vida personal o su labor social y evitarán cualquier interacción con dichas publicaciones y sus suplementos.

Publicidad

Los duques de Sussex han informado de esta decisión a los mencionados diarios en una carta enviada a sus editores este domingo. En esa misiva, que se ha filtrado rápidamente a las redes sociales, insisten en que su intención no es acallar cualquier tipo de crítica contra su persona o censurar la cobertura mediática sobre su nueva realidad lejos del seno de la familia real: "Los medios tienen derecho a informar acerca de los duques de Sussex y a formarse una opinión sobre ellos, sea buena o mala, pero nada de eso puede estar basado en una mentira".

Los motivos que les han empujado a optar por esta línea de actuación aparecen resumidos en la mencionada carta, y se basan en su deseo de no seguir apoyando un "modelo de negocio" que se basa, en su opinión, en la publicación de historias falsas que conllevarían un grave coste humano sin que nadie se responsabilice de dichas consecuencias.

"Cuando el poder se disfruta sin ningún tipo de responsabilidad, la confianza que todos hemos depositado en una industria tan necesaria se debilita", han lamentado.

El nieto de Isabel II se ha mostrado muy crítico con la prensa por el trato cruel y el acoso al que ha sido sometida su esposa durante su embarazo y el año pasado ambos emprendieron acciones legales contra dos tabloides británicos por publicar una carta privada escrita por Meghan a su padre Thomas Markle en la que le pedía que dejara de conceder exclusivas si de verdad deseaba que algún día pudieran retomar el contacto.

Publicidad