Miguel Ángel Silvestre tras su sesión deportiva en el salón de su casa (c) Instagram

SHOWBIZ

La última de las frecuentes imágenes que retratan al atractivo Miguel Ángel Silvestre descamisado en Instagram -cortesía del propio actor, todo sea dicho- tiene en este caso un segundo y peludo protagonista, como ha ocurrido con otras celebridades en estos tiempos, que ha conseguido robarle parte del protagonismo con su divertida pose. Se trata nada menos que del adorable perrito de su madre, ya que el intérprete está pasando estas semanas de cuarentena forzosa en su casa familiar de Castellón.

Al margen del cincelado torso que luce el artista en una fotografía ligada a su más reciente sesión de entrenamiento doméstico, el cual se han llevado su propia ración de halagos por parte de sus fans, muchos de ellos han preferido centrarse en la aparente cara de agotamiento o fijación que exhibe el animal al haber sido testigo, o partícipe de alguna forma, de tan intensa jornada.

Publicidad

Otros han preferido utilizar la reacción de su mascota, quien aparece mirando embelesado a su guapo dueño, a modo de analogía para tratar de expresar lo que ellos mismos han sentido al toparse con semejante estampa en la esfera virtual. Un grupo algo más reducido ha preferido, sin embargo, mimetizarse con la botella de agua que el actor se lleva a los labios para hidratarse.

"Yo tengo la misma cara que el perrito al ver esta foto", ha escrito una usuaria de Instagram sin poder contener la emoción. "Yo sería el perrito mirándote", ha fantaseado otra internauta. "Quién pudiera ser esa botella de agua", le ha dirigido una de sus más impresionadas admiradoras. Por su parte, su buen amigo Jon Kortajarena o la cantante India Martínez han optado por limitarse a elogiar a Miguel Ángel por la disciplina con la que afronta su labor con las pesas.

Publicidad