Ellen DeGeneres

SHOWBIZ

La presentadora Ellen DeGeneres no ha tardado en hacer uso de sus redes sociales para unirse a las protestas -físicas y virtuales- que se han venido sucediendo a lo largo de la última semana a cuenta del racismo institucionalizado que sigue aquejando a la sociedad estadounidense, cuyo enésimo detonante fue el de la muerte de George Floyd a manos de un policía que no dudó en asfixiarle al tiempo que le inmovilizaba.

A través de sus cuentas en Twitter e Instagram, la también humorista ha reconocido sentirse "triste y enfadada" ante la injusticia que se deriva de su trágico fallecimiento, además de abogar por un movimiento social generalizado que exija igualdad y respeto para todas las minorías étnicas del país. "Firmad peticiones, haced donaciones, informaos, haced llamadas", ha animado a sus seguidores.

Publicidad

Ellen también se ha presentado a sí misma como una "voz para la gente que siente que no tiene una", para lo que está tratando de sacar el máximo partido a la "plataforma" de concienciación que le ofrecen su proyección pública y su carácter de referente para millones de personas en Estados Unidos en lo que a los derechos civiles se refiere, teniendo en cuenta la discriminación que sufrió ella misma en la década de los noventa tras desvelar su homosexualidad.

"Estoy triste y enfadada. Sé que habrá gente que no esté de acuerdo con lo que tengo que decir, pero tengo una plataforma y una voz que siempre ha luchado por la igualdad. Y lo cierto es que hay ciertas personas que se han salido con la suya tras cometer un asesinato. Así que tenemos que luchar para que haya más justicia para todos, porque estamos en un mundo claramente injusto", reza un extracto de su comunicado.

Publicidad