Isabel Pantoja

SHOWBIZ

La siempre extrovertida Anabel Pantoja, quien ha cobrado una especial relevancia mediática en estos tiempos de coronavirus por el desparpajo con el que se ha venido expresando en las redes sociales, ha exhibido en esta ocasión su lado más compungido y autocrítico para reflexionar sobre las consecuencias que, en el plano familiar, le ha traído la publicación de un polémico vídeo en el que aparece en estado de embriaguez.

En la citada grabación, se puede escuchar al novio de la colaboradora televisiva, Omar Sánchez, pidiendo encarecidamente a su chica que dejara el teléfono y se fuera directamente a acostar para poner fin de una vez por todas a la fiesta que habían organizado en su casa: todo ello mientras ella trataba a duras penas de articular palabra y leer los mensajes que recibía de sus seguidores.

Publicidad

En su aparición posterior en el programa vespertino 'Sálvame', Anabel no ha podido disimular la "vergüenza" que siente ante un 'directo' que se ha difundido rápidamente por la esfera virtual, especialmente porque muchos de sus familiares más notorios, como su tía Isabel Pantoja, han sido testigos de primera mano de un momento tan embarazoso y no tardaron en reprenderla debidamente.

"Me avergüenza, no quiero ni mirarlo porque me acuerdo de mis padres y de mi negro [su novio]", ha explicado antes de centrarse en la reacción protagonizada por su afamada tía, una de las tonadilleras más legendarias de la historia de España. "Me riñó, solamente te digo que me mandó un audio de siete minutos y medio. Me dijo las cosas claras, por dónde tenía que ir y que no quiere volver a verme jamás en la vida así", ha confesado.

Publicidad