Billie Eilish

SHOWBIZ

Un mes después de que un juez concediera a la cantante Billie Eilish y a su familia la petición de imponer una orden de alejamiento temporal contra el último de sus acosadores, un individuo llamado Prenell Rousseau que había tratado de colarse hasta siete veces en su casa a fin de conocerla personalmente, el mismo tribunal ha reconvertido ahora esa medida en permanente, tras una nueva solicitud de la artista, para extender su validez hasta los tres años.

De esta forma, el joven de 24 años, quien no llegó a ingresar en prisión debido a que el allanamiento de morada -sin violencia- no constituye un delito grave, no podrá acercarse sin embargo a la vivienda californiana de la estrella del pop, ni a ninguna de sus otras propiedades, además de tener que mantenerse siempre a una distancia no inferior a 100 yardas (91.44 metros) de Billie y sus padres.

Publicidad

En el documento legal que exponía tanto el testimonio de Billie como las argumentaciones jurídicas de sus abogados para justificar la necesidad de aplicar una orden de alejamiento, la artista sostenía que el acosador llegó a hablar con su padre a través del portero automático de la vivienda y que, en buena parte de los casos, esperaba pacientemente con un libro en mano o enfrascado en su propio "monólogo" hasta la llegada del personal de seguridad.

Curiosamente, hace solo unas semanas la multinacional Google decidió pixelar la mencionada propiedad en su servicio 'Street View' para reforzar hasta cierto punto el derecho a la intimidad de la adolescente y sus progenitores, el cual ya se había visto limitado por la presencia constante de los paparazzi en esas áreas residenciales de Los Ángeles. Al margen de las intrusiones del citado Rousseau, los alrededores del inmueble también han atraído numerosos fans y turistas en tiempos recientes.

Publicidad