EEUU Famosos -  19 de junio 2020 - 13:03hs

Kid Rock pierde la licencia de su bar por infringir normas de seguridad sanitaria

El socio del polémico roquero, Steve Smith, no ha tardado en criticar la decisión y atribuirla a las tendencias "comunistas" del ayuntamiento de Nashville

El roquero Kid Rock, exmarido de Pamela Anderson, y su socio Steve Smith no se han tomado nada bien que el ayuntamiento de Nashville haya decidido retirarles temporalmente la licencia de su bar y restaurante 'Big Honky Tonk', un veto de solo cinco días de duración, por infringir la normativa especial que se ha establecido para la reapertura de negocios de hostelería en plena pandemia del coronavirus.

Su local ha sido uno de los cuatro que han sido multados o penalizados esta semana por no supeditar su actividad a las reglas de la llamada 'fase dos' de la desescalada, que prohíbe servir a los clientes en la barra o permitir que tomen asiento en los taburetes que la rodean. Durante este período concreto, el cual dará paso en solo unos días a la 'fase tres', solo se contempla el servicio en mesas.

"El local vulneraba dos puntos de la orden municipal que restringe el acceso a esa área concreta. No se permite interacción física entre los clientes, y solo se puede servir alcohol en las mesas y en los reservados. Este bar es uno de los cuatro establecimientos citados por violar la normativa de la ciudad", ha explicado un portavoz del departamento de sanidad al medio estatal tennessean.com.

El mencionado Steve Smith ha sido el encargado de replicar, a través de unas duras declaraciones recogidas por el mismo portal de noticias, al gobierno local por lo que, a su juicio, se trata de un castigo injusto y discriminatorio propio de un régimen autoritario, "comunista" y alérgico a las libertades individuales.

"El ayuntamiento de Nashville es, vamos a decirlo así, comunista. Nos han colocado detrás de un muro de Berlín. Nos reunimos con el alcalde Cooper y expertos sanitarios hace unas semanas y les explicamos que nuestro servicio de barra es más seguro que el de mesas. Están haciendo todo lo posible para que cerremos nuestro negocio. Nosotros seguimos en la fase dos cuando la mayoría de Tennessee ya está en la cuatro. Todo esto va en contra de nuestros derechos constitucionales", ha asegurado con indignación.

En esta nota: