Jennifer Lopez

SHOWBIZ

La cantante Jennifer Lopez ha vuelto a insistir en una de las ideas a las que siempre ha atribuido tanto la clave del éxito personal como del colectivo: la responsabilidad individual y el duro trabajo que acarrea ponerla en práctica. En esta ocasión, la estrella de la música y su prometido Alex Rodriguez, quien fuera uno de los jugadores de béisbol más decisivos de la liga estadounidense, han pronunciado un más que inspirador discurso -por videoconferencia- para dar la enhorabuena a los recién graduados del estado de Nueva York.

La también actriz y empresaria ha querido dejar claro que cualquier cambio de relevancia empieza "en la mesa de la cocina", en relación con el papel vital que juega, en este sentido, la educación de las nuevas generaciones y la imprescindible labor de concienciación sobre la importancia de que cada uno aporte su granito de arena a la causa. Los guiños de su alocución al movimiento 'Black Lives Matter' han sido más que evidentes y acertados.

Publicidad

"Siendo madre, sé perfectamente que el verdadero cambio empieza en la mesa de la cocina. La única respuesta al racismo sistémico, a la desigualdad y al odio es generar amor y aceptación, también de forma sistemática. Necesitamos alzar la voz y transmitir amor tanto como podamos. Necesitamos implicarnos, salir a las calles, firmar peticiones, hacer llamadas telefónicas, ejercer como voluntarios y apoyar negocios emprendidos por las minorías", reza un extracto de su edificante mensaje.

Por otro lado, tanto Jennifer como Alex han admitido que, al margen de los ya proporcionados, no pueden dar demasiados consejos a los estudiantes sobre cómo lidiar con el elevado grado de incertidumbre que les aqueja a día de hoy, el cual no solo se explica con el inminente inicio de una nueva etapa vital para ellos, sino también con las dudas y miedos que ha generado la actual crisis sanitaria del coronavirus.

"Los dos recordamos estar en una posición de mucha incertidumbre sobre el futuro cuando teníamos vuestra edad, pero lo que de verdad sabemos ahora es que tampoco podemos ponernos del todo en vuestra piel. Nosotros no tuvimos que celebrar nuestra graduación en casa, o ver a nuestros profesores y demás invitados a través de una pantalla. Tampoco tuvimos que ser testigos de cómo muchos de nuestros seres queridos enfermaban, o de protestas constantes en nuestras calles en favor de la igualdad racial", ha asegurado Jennifer en el discurso.

Publicidad