GRAN BRETAÑA Famosos -  13 de julio 2020 - 16:54hs

La boda del príncipe Enrique y Meghan Markle fue un "caos musical"

La conductora del llamado 'Kingdom Choir', Karen Gibson, ha asegurado que la última versión de 'Stand By Me' que interpretó durante el enlace real no fue aprobada por la pareja

Aunque en la retransmisión televisiva que siguieron millones de personas a lo largo y ancho del planeta todo pareció salir a la perfección, lo cierto es que la ejecución de algunas partes de la ceremonia nupcial del príncipe Enrique y Meghan Markle en mayo de 2018 no salió de acuerdo con el plan establecido, ya que en ciertos casos ni siquiera existía uno.

Como ha explicado ahora Karen Gibson, la conductora del llamado 'Kingdom Choir', el coro que interpretó una bella versión del clásico 'Stand By Me', amén de otras canciones seculares durante la boda, la versión final del tema no llegó a ser aprobada por la pareja, que había realizado al menos una "docena de cambios" en las semanas previas y, sin embargo, no llegó a tomar una decisión definitiva sobre tan relevante asunto.

Finalmente, Karen tuvo que improvisar ligeramente y cerrar ella misma la 'reinvención' del tema durante los dos ensayos inmediatamente anteriores a la celebración del enlace: un curioso detalle que se dejó en el tintero cuando, la semana pasada, la artista concedía otras interesantes declaraciones a la revista OK! sobre el talento musical del nieto de Isabel II y el carácter meticuloso de la duquesa en lo que a los preparativos de la boda se refiere.

"Fueron Enrique y Meghan los que eligieron esa canción y quienes nos dijeron cómo rehacerla para la ocasión de una forma muy particular. Para nosotros ello implicó más trabajo de lo habitual, pero nos encantó la idea. La verdad es que fue genial conocerles, son una pareja encantadora y muy cómplice. Fueron adorables con nosotros y el príncipe Enrique demostró que puede cantar muy bien, tiene un timbre muy bonito", aseguraba Karen Gibson al citado medio.

En esta nota: