Carlos de Inglaterra

SHOWBIZ

El príncipe Carlos de Inglaterra, heredero al trono británico y entusiasta defensor del medio ambiente desde hace décadas, no ha dudado en alertar públicamente sobre la catástrofe que se avecina, la cual ya ha empezado a ofrecer sus primeros y devastadores signos, si los estados más poderosos del planeta y los ciudadanos de a pie no actúan de forma inmediata y decisiva para empezar a revertir los efectos del cambio climático.

En el discurso de inauguración que, a través de una videoconferencia desde los jardines del castillo de Balmoral, ofreció ayer domingo para dar el pistoletazo de salida a la Semana del Clima, el padre de los príncipes Guillermo y Enrique señaló que el impacto de la actual pandemia del coronavirus será mínimo en comparación con las secuelas más notorias que, a corto plazo, se desprenderán del exceso de emisiones contaminantes.

Publicidad

"La crisis climática ha estado con nosotros desde hace ya demasiados años, y ha sido por lo general denigrada, menospreciada e incluso negada. Poco a poco se ha ido convirtiendo en la principal responsable de la catástrofe global a la que nos enfrentaremos, la cual minimizará el impacto de la pandemia del coronavirus", argumentó el hijo de Isabel II tras exigir a los poderes públicos y a los foros de cooperación internacional un mayor nivel de atención a semejante problemática.

"Sin una acción rápida e inmediata, y sin esos cambios que ya requieren un ritmo acelerado y sin precedentes, perderemos la ventana de oportunidad que se nos ha abierto para 'resetear' el mundo, para poder crear un futuro más inclusivo y sostenible para todos", ha explicado el aristócrata desde tierras escocesas.

Publicidad