Rosanna Zanetti y David Bisbal en una foto de archivo

SHOWBIZ

A la pareja formada por David Bisbal y Rosanna Zanetti le quedan solo unas semanas para dar la bienvenida a su segundo retoño en común, una niña que se convertirá muy pronto en la mejor compañera de juegos del pequeño Matteo, primogénito del matrimonio, y de la adorable Ella, la primera hija del intérprete almeriense y su expareja Elena Tablada.

Para celebrar esta emocionante recta final, la actriz venezolana ha vuelto a ponerse a disposición de las cámaras más profesionales para protagonizar una elegante sesión de fotos que, por supuesto, la retratan deslumbrante con su abultada tripita de embarazada y los elegantes estilismos por los que ha optado para ser inmortalizada. Las instantáneas, en las que también ha participado el artista, no han necesitado de texto alguno para expresar la ilusión con la que los dos enamorados afrontan esta dulce espera.

Publicidad

Uno de los temas que ha suscitado mayores niveles de debate en la sección de comentarios de las fotografías reside precisamente en las dimensiones de su barriguita, la cual es aparentemente más voluminosa que la que tenía Rosanna en su primer embarazo. Ella, por su parte, no ha entrado a valorar tal hipótesis, aunque sí reconoció en su momento que estaba experimentando algunos problemas de movilidad que no recordaba con tanta intensidad de su anterior experiencia en la maternidad.

"Así vamos, casi nueve meses. Hinchada, ciertos zapatos o anillos ya no me quedan, durmiendo buenísimo [nótese la ironía de sus palabras], si algo se cae al piso deja de existir para mí. ¿Agacharse? ¿Qué es eso? A estas alturas ya no estoy tan ágil, pero es la última etapa", revelaba en otra publicación de Instagram.

Publicidad