EEUU Famosos -  11 de marzo 2021 - 09:30hs

La propia duquesa de Sussex ha presentado una queja contra el presentador Piers Morgan

Entre las más de 40.000 quejas que la cadena ITV ha recibido después de que Piers Morgan asegurara en el matinal 'Good Morning Britain' que no creía ni una palabra de las declaraciones de la duquesa en su entrevista a Oprah se encontraba una presentada en nombre de Meghan

La entrevista de la duquesa de Sussex con Oprah Winfrey se ha convertido en el tema más comentado en las tertulias televisivas de medio mundo desde su emisión el pasado domingo. Las reacciones que ha suscitado han sido principalmente de apoyo a la antigua actriz después de que ella haya confesado que llegó a perder las ganas de vivir debido al acoso mediático del que se sintió víctima tras casarse con el príncipe Enrique, que se habría visto agravado por la falta de ayuda y apoyo que recibió supuestamente en el marco de la monarquía.

Sin embargo, algunas voces también se han pronunciado en su contra y la que más fuerte ha sonado ha sido sin duda la del polémico presentador británico Piers Morgan, que este lunes afirmó alto y claro en el programa 'Good Morning Britain' que no se creía ni una palabra de lo que la antigua actriz le había contado a Oprah. Al día siguiente él acabó abandonando el plató en medio de una discusión con su compañero Alex Beresford, que le reprochaba que pusiera en duda que Meghan haya sido víctima de un trato racista por parte de los tabloides, tal y como ella asegura.

Cabe recordar que Piers Morgan ha entrevistado en varias ocasiones al padre de la duquesa, Thomas Markle, y ha afirmado que ella debería perdonarle por haber orquestado posados para los paparazzi antes de la boda de su hija o por haber concedido innumerables exclusivas. Morgan tuvo la oportunidad de conocer a Meghan -primero a través de Twitter y más tarde en persona- antes de su compromiso con Enrique, y ha pasado de cantar sus alabanzas en público a criticarla por 'eliminar de su vida' a ciertas personas -incluido él mismo- tras convertirse en 'royal'.

Para última hora de este martes, ya se habían presentado más de 41.000 quejas a la cadena ITV, que emite 'Good Morning Britain', por el comportamiento de Piers Morgan ante las cámaras y entre ellas se encontraba una presentada en nombre de la propia duquesa de Sussex. Apenas unas horas más tarde, ITV anunció que el presentador había decidido que era el momento de abandonar el matinal y se rumorea que habría tomado esta decisión tras pedírsele que se disculpara en antena. Sin embargo, en su cuenta de Twitter él ha insistido en que se mantiene firme en su crítica a Meghan añadiendo que, tras darle muchas vueltas, sigue pensando lo mismo.

"La libertad de expresión es una colina en la que estoy encantado de morir. Gracias por todo el cariño y el odio", ha tuiteado para dejar claro que acepta las consecuencias de sus palabras.