EEUU Famosos -  11 de marzo 2021 - 16:41hs

Los mensajes "ocultos" que enviaron las duquesas durante y después de la entrevista

Tanto Meghan como Catalina son famosas por elegir sus prendas 'con segundas intenciones' y esta semana no ha sido una excepción: la primera ha rescatado una pulsera de su suegra Diana para su entrevista con Oprah y la segunda ha elegido el color más llamativo posible para su última aparición pública

En vista de que se espera de ellos que apenas manifiesten sus emociones en público, los 'royals' han aprendido a enviar mensajes a través de las prendas que lucen en sus apariciones públicas, bien sea para apoyar ciertas causas humanitarias, para promocionar a diseñadores emergentes o para rendir homenaje a ciertas personas y causas, y aunque la duquesa de Sussex ya no sea un miembro en activo de la monarquía, se nota que tiene esa lección bien aprendida.

Para su comentadísima entrevista con Oprah Winfrey, la antigua actriz se puso una pulsera que perteneció a la fallecida Diana de Gales, que venía a reforzar los paralelismos que se han establecido entre su suegra y ella por el trato injusto que ambas habrían recibido en el seno de la familia real británica. Además, eligió un vestido negro de Giorgio Armani adornado con flores de loto de color blanco, que representan el renacer, los nuevos comienzos -como el que ella ha encontrado en California con su marido el príncipe Enrique y su hijo- y el progreso espiritual.

Sin embargo, su cuñada Catalina tampoco se ha quedado atrás. Esta semana la esposa del príncipe Guillermo ha mantenido una conversación por videollamada con Jasmine Harrison, la mujer más joven en cruzar el océano Atlántico a remo, y a la prensa británica -que suele analizar hasta el más mínimo detalle sus looks- no se le ha pasado por alto que se puso unos pendientes que podrían incluir una discreta pulla a su cuñada.

Las joyas son de la marca Missoma e incluyen dos piedras rosadas de rodocrosita, a las que se atribuyen propiedades curativas. En la descripción de venta, se asegura que se trata de un cristal que irradia amor, compasión y buenas vibraciones, justo lo que Meghan asegura que no encontró en el seno de La Firma.

Además, este miércoles Catalina ha acompañado a su marido a visitar una escuela de Londres en la que ha sido su primera aparición en público desde la emisión del especial dedicado a los duques de Sussex y donde no han faltado las preguntas al respecto, sobre todo acerca de las declaraciones de Meghan sobre el racismo que imperaría en la monarquía. Curiosamente, la duquesa de Cambridge ha elegido para la ocasión un abrigo rosa chillón y muy alegre de Max & Co con un jersey a juego de Boden, con los que era posible que pasara mínimamente desapercibida.