LIGA PREMIER Fútbol -  6 de noviembre 2014 - 20:19hs

Las alarmas se disparan en el Manchester City

"Crisis", la palabra prohibida, la pronunció el experimentado entrenador Manuel Pellegrini obligado por las circunstancias, después de que su Manchester City haya rozado el desastre durante semanas y el miércoles perdiera (2-1) en casa contra el CSKA Moscú en la Liga de Campeones.

El técnico chileno apuntó que se trata de una falta de "confianza" más que de "resultados", cuando su equipo apenas suma 2 puntos tras cuatro partidos de la liguilla europea. En el campeonato, los Citizens son terceros, pero están a seis puntos del líder, el Chelsea.

Con todas sus estrellas, el equipo, aunque envejecido, no debería estar al borde de despedirse de la Champions a las primeras de cambio por tercera vez en los últimos cuatro años, pero el equipo parece sin norte desde agosto y no ha encadenado más de dos victorias seguidas.

El año pasado tampoco brilló al inicio de noviembre, pero daba la sensación de que era una cuestión de ajustes, que lo mejor estaba por llegar. Esta temporada, los aficionados se preguntan si los buenos tiempos ya pasaron.

La reciente victoria contra el Manchester United (1-0) está olvidada y, tras esta tercera derrota en cuatro partidos, las últimas alarmas se han disparado.

Al calor del revés contra los rusos, los críticos han salido al escenario para cargar contra el equipo y su entrenador, alabado hace unos meses tras un doblete en su primer año en Inglaterra.

"Hace unos meses, decíamos que se trataba de jugadores de clase mundial pero ahora sabemos que no es el caso, ya que dichos futbolistas reaccionan ante la adversidad, pero desde hace un mes no hemos visto nada de eso", analiza el exjugador y exentrenador escocés del Liverpool Graeme Souness. "Vemos jugadores dispersos, que no quieren el balón, que dan demasiados toques a la pelota. Eso significa que no tienen juego de equipo", añade.

"El problema no es el sistema que ha puesto en el segundo tiempo, son los jugadores, ya que no ha cambiado a ninguno", añadió Jamie Redknapp. "El entrenador debía estar loco", continuó el exjugador escocés.

"Para conservar el título hace falta cualidades especiales y aquí todo se ha desmoronado en unos meses. Ya no son la sombra del equipo de la primavera (boreal) y han dado un gran paso atrás", señaló Redknapp.

Más grave todavía, Pellegrini está señalado directamente y las comparaciones con el final de reinado de Roberto Mancini no han tardado en llegar.

"Con el italiano decíamos que los jugadores estaban descontentos y eso le costó el puesto. Con estos resultados, su sucesor va a tener que soportar mucha presión", recuerda el escocés.

"Esto tiene que parar", reclama el exdelantero citizen Nial Quinn. "Los jugadores tienen que despertar, por ellos y por el entrenador. Creo que le vayan a echar ahora, no sería justo, pero si esto continúa y los jugadores no ayudan va a tener serios problemas. Todo el tiene el derecho a dudar de él", añadió.

El tono de las palabras de Pellegrini y su confesión que constataban el fracaso tras la debacle no incitan al optimismo.

"Es difícil de entender porque el rendimiento de algunos jugadores clave ha bajado. Es un periodo extraño y no solo concierne a la Champions. Hace dos semanas que no jugamos como es habitual. Tenemos que encontrar el motivo, la razón de todo esto", confesó el entrenador chileno.

Lo inquietante es que él no parece saber por dónde empezar.