EFE

Disputar un partido de fútbol en la Antártida tiene su dificultad, aunque no tanto por la temperatura extrema de la zona, sino por los escollos que se presentan para preparar el campo de juego con medios limitados.