La UEFA no titubeó a la hora de desplazar la Eurocopa femenina de 2021

AFP

Sus competiciones están detenidas, su Eurocopa desplazada para dejar un hueco a su homóloga masculina, y pese a ello, el fútbol femenino "desaparece de la actualidad": la pandemia de coronavirus ha fragilizado aún más el vulnerable fútbol femenino, cuya única esperanza sigue siendo la fidelidad de los patrocinadores históricos.

El fútbol femenino "adolece del reconocimiento y de la exposición que merece en general, y ahora, por la fuerza de las cosas, desaparece de la actualidad", reconoce Olivier Blanc, responsable de la sección femenina del Lyon, vigente cuádruple campeón de Europa.

Publicidad

"Sobre los chicos se habla de ello, ¿por qué? Porque es la fecha del regreso lo que interesa a todo el mundo. Y sabemos también son cargas bastante pesadas para los clubes", afirma a la AFP Noël Le Graët, el presidente de la Federación Francesa de Fútbol.

Pero no es necesaria una crisis sanitaria mundial para constatar la distancia abismal que separa a ambos mundos, tanto a nivel mediático como económico. Aunque la pandemia actual es un buen catalizador de la brecha, después de que el Mundial de Francia en 2019 supusiera un punto de inflexión.

Publicidad

Así, la UEFA no titubeó a la hora de desplazar la Eurocopa femenina de 2021 para dejar sitio a la homóloga masculina de 2020, sin tener en cuenta la opinión de las futbolistas

"Soy demasiado vieja para un aplazamiento a 2022", ironizó Jessica Fishlock, internacional galesa de 33 años, en Twitter.

Por parte de los clubes, el parón de las competiciones de mujeres llega, en el caso de Francia, con uno de los campeonatos de mayor nivel, en un momento crucial para los dos grandes, el Lyon y el PSG.

Los dos primeros se iban a enfrentar en un choque decisivo por el título, antes de disputar los cuartos en la Champions femenina.

El regreso de la competición se espera pues con impaciencia por las dos locomotoras del fútbol femenino en Francia, mientras que otros clubes con menor potencial económico se han acogido a paros parciales, con una rebaja del 70% de los salarios, que obviamente no se pueden comparar con los emolumentos de los profesionales masculinos.

"Cuando divides entre dos el salario de Mbappé, él sigue montando en Ferrari. Cuando lo haces con un jugador de N2 (4ª división masculina) o para una jugadora, eso hace mucho más daño", comenta el presidente del modesto Fleury, Pascal Bovis.

"Las chicas son tratadas como los chicos, especialmente desde el punto de vista económico. Si hay avances que hacer los haremos. Los clubes serán pagados", apunta el presidente Le Graët. "Que haya dificultades en los meses que vienen, lo reconozco". Pero, añade, "no dejamos a las chicas de lado".

La economía del fútbol femenina se verá en todo caso duramente afectada. El temor a una época con menores presupuestos es real, aunque los actores implicados rechazan dramatizar.

Los clubes que cuenten con una sección profesional de mujeres y de hombres "cortarán automáticamente por el presupuesto del fútbol femenino", anticipa el presidente del Fleury.

Aunque ese no será muy posiblemente el caso del Lyon. Los históricos patrocinadores del club más laureado de Europa no se bajarán del barco.

"Tenemos patrocinadores fieles con contratos de larga duración", señala Blanc.

Pero otros patrocinadores, aunque sigan aportando dinero, lo harán en menores cantidades.

Aunque el presupuesto de la temporada en curso está obligado a mantenerse, la ecuación será más complicada para el próximo curso. "En el mejor escenario, un descenso del 30% (respecto a esta temporada); en el menos bueno, del 50%", calcula Bovis.

Publicidad

Publicidad