Yaren está cansada de atender a su hermanita pero Handan le pide que no le moleste porque quiere aprovechar su día libre.