Mamita... al oído suavecito vengo a decirte mamá un secreto secretito que está guardado en mi alma. Óyelo bien, mamacita... ¡Te quiero mucho mamá!