Errores que los padres cometen en las Redes Sociales. Foto: Shutterstock

Yalu Tapia

La revolución de las redes sociales es tan grande, que la vida de los niños dentro de este mundo, inicia incluso antes de nacer. ¡Así es! Y es que la primera aparición de los niños en las redes se da desde la publicación del examen anunciando el “Positivo”, seguido de la publicación del primer ultrasonido y hasta una exhibición completa de todo el desarrollo del crecimiento del bebé.

La felicidad que embarga a la pareja desde el momento en que se enteran que serán padres, los lleva a querer compartirlo en redes sociales con el resto de la familia y amigos, pero existe una muy delgada línea entre lo íntimo y lo que se puede compartir; lamentablemente, a diario, vemos cómo en las redes sociales se olvida esa “pequeña” diferencia, y lo peor de todo, es que es olvidada por los propios padres, quienes insisten en exponer al mundo, cada detalle privado de sus hijos. A continuación algunos consejos para que no pongas a tus hijos en una sobre exposición dentro del arriesgado mundo del Internet.

Publicidad

Evita publicar fotos de tus niños desnudos o semi desnudos

Una vez publiques una imagen en cualquier red social, aun teniendo políticas de privacidad, automáticamente pierdes el control de ella, pues pasa a ser de dominio público. Entiendo que se trate tan solo de un bebé recién nacido y la inocencia con que publiques la llegada de ese ser maravilloso, su primer baño o lo tierno que se ve con su ropita interior; pero, lamentablemente existen personas inescrupulosas, pedófilos, capaces de cometer los actos más bajos con una simple fotografía. Ejemplo de ello, son las nuevas prácticas conocidas como “memes” ocasionando bulling, que más tarde avergonzarán a tus hijos y otra denominada Morphing, en la cual se hace un montaje de la foto original, creando una nueva, con sentido pornográfico.

Antes de publicar una foto de tu bebé bajo estas condiciones, piensa bien si vale la pena arriesgar la integridad de tu hijo, a cambio de acumular miles de “likes”.

Publicar direcciones

Asegúrate de bloquear la información de ubicación geográfica a las fotografías que subas, no publiques detalles como nombre completo de tu hijo, escuela o guardería a la que lo llevas, lugares a donde asiste frecuentemente y mucho menos direcciones exactas. Tampoco reveles información que confirmen que están en un momento dado solo o lejos de tu cuidado.

Configura las políticas de privacidad

Es aconsejable que siempre mantengas la mayor privacidad posible en tus perfiles, sobre todo cuando se trata de subir fotos de tus hijos, recuerda que una vez las hagas públicas, la imagen se propaga entre millones de usuarios sin que exista marcha atrás.

Crearles una cuenta a tus hijos pequeños

El Internet es una puerta al mundo, como padre de familia eres el responsable de determinar cuál es la edad correcta en que tus hijos pueden ser dueños de una cuenta de Facebook o de cualquier otra red social. Toma en cuenta su madurez y supervisa el uso que le dé a esta herramienta, siempre teniendo en cuenta la edad del menor.

Las redes sociales facilitan nuestro diario vivir, nos permiten mantenernos informados, comunicados con nuestra familia, amistades, sobre todo aquellos que no vemos con frecuencia; en resumen, una herramienta fenomenal, sólo se trata de aprender a usarlas con prudencia y sentido común, manteniendo el margen entre lo que puede ser público y lo que forma parte de nuestra vida íntima.

Publicidad