Consejos para llevar a los niños en el coche

Lau Chan

Antes de introducir al niño dentro del coche debemos comprobar que la temperatura interior es la adecuada. Lo ideal es entre los 21 y 24 grados. Además, si ha estado expuesto al sol resulta conveniente ventilar antes.

El aire acondicionado se convertirá en nuestro aliado. No obstante, el flujo de aire no debería estar dirigido directamente a él. De lo contrario se pueden resecar sus mucosas o irritar el sistema respiratorio.

Publicidad

Tampoco es conveniente abrigarlo y subir el aire acondicionado, lo ideal es que viaje con ropa cómoda, holgada y ligera.

Además, montarlo con ciertas prendas de abrigo en la sillita aumenta las posibilidades de que el sistema de retención no funcione adecuadamente, y que el niño salga disparado en una frenada brusca o accidente.

Para evitar la incidencia directa del sol podemos optar por los parasoles. Otras recomendaciones son evitar salir en horas de tráfico o de mucho calor, comprobar periódicamente su temperatura, descansar cada hora y media para que el bebé pueda moverse, no programar viajes excesivamente largos y llevar agua con nosotros para hidratarlos.

Publicidad