Escena de la película "Una pistola en cada mano".

AFP

La película "Una pistola en cada mano", con la actuación del argentino Ricardo Darín y el español Luis Tosar, clausuró este miércoles la tercera edición del Festival Internacional de Cine de Panamá.

Darín y Tosar participaron de la clásica alfombra roja en la proyección del filme del catalán Cesc Gay en el Teatro Nacional de la capital panameña, en el antiguo barrio de San Felipe.

Publicidad

"Lo pasamos tan bien (haciendo la película) que nos vamos a casar", bromeó Darín, quien más en serio comentó que "tenía muchas ganas de trabajar" con Tosar alguna otra vez.

Publicidad

"Me despertaba mucha curiosidad como nos íbamos a llevar dentro de un set y la verdad lo pasamos muy bien y nos hemos reído sin parar y ojalá podamos hacer más juntos", aseguró Darín.

"Nuestro proyecto es un proyecto pendular", aseguró Tosar, quien calificó a su compañero de reparto como "un actor legendario".

Ambos actores, junto a los directores Arturo Ripstein, de México, y Claire Denis, de Francia, fueron los invitados especiales al Festival, que inició el pasado 3 de abril.

"Los indicadores nos muestran un crecimiento en interés por el público panameño y ha habido más movimiento que el año pasado", aseguró a la AFP Pituka Ortega, directora del Festival.

"Todavía los números no se han cerrado, pero ha sido un tercer año muy, muy positivo", añadió.

La directora mexicana Mariana Chenillo y su película "Paraíso" fue la encargada de inaugurar este muestra del séptimo arte, que proyectó más de 70 películas de 35 países.

Publicidad

Publicidad