La difusión de dos vídeos de torturas a reclutas y cadetes bolivianos puso hoy en aprietos a las Fuerzas Armadas de Bolivia, que serán sometidas a investigaciones de la Asamblea Legislativa, la Fiscalía y el Defensor del Pueblo.El diputado Jaime Navarro anunció hoy la creación de una comisión legislativa formada por oficialistas y opositores para investigar varios casos denunciados por medios de información bolivianos que divulgaron vídeos que causan revuelvo por su crudeza.