Las termas modernistas del Hotel Gellért son las más famosas y cinematográficas de Budapest, la ciudad donde se encuentran algunos de los balnearios más elegantes y suntuosos de Europa.