Fairfax Internacionales -  13 de septiembre 2012 - 18:28hs

Romney: Medio Oriente requiere del liderazgo de EEUU

Fairfax ( AFP ) El candidato republicano a la Casa Blanca rindió homenaje este jueves a los cuatro diplomáticos muertos en Libia, y evitando referirse directamente al manejo que Barack Obama ha hecho de la crisis, afirmó que el poder de Estados Unidos era vital en Medio Oriente.

Romney desató la indignación el pasado martes y miércoles al criticar las medidas que la administración Obama tomó para intentar contener una rápida escalada de protestas en El Cairo, en medio de una espiral regional de violencia que acabó con la vida del embajador de Estados Unidos en Libia.

"Sé que tenemos los corazones apesadumbrados a lo largo de Estados Unidos hoy", dijo Romney mientras hacía campaña en el estado indeciso de Virginia (noreste), cerca de la capital.

"Perdimos a cuatro de nuestros diplomáticos en el mundo; estamos pensando en sus familias y en aquellos que ellos han dejado atrás", agregó el candidato.

Pero al tiempo que se refirió a las muertes como "una tragedia", Romney no repitió algunas de sus acusaciones realizadas previamente de que el gobierno de Obama estaba pidiendo disculpas por los valores estadounidenses y simpatizando con los que protestaban en los países musulmanes.

En cambio, viró su discurso hacia uno de sus temas preferidos en la campaña, el de que Estados Unidos de Obama no está proyectando más el poderío militar y la fuerza como lo hizo en el pasado.

"Como vemos al mundo hoy, algunas veces parece que estamos a merced de los eventos en vez de darle forma a los eventos, y un Estados Unidos fuerte es esencial para dar forma a los hechos", dijo Romney a cerca de 2.700 votantes en un parque.

"El mundo necesita el liderazgo estadounidense. Medio Oriente necesita el liderazgo estadounidense y mi intención es ser un presidente que provea el liderazgo que Estados Unidos respeta y que nos permitirá seguir siendo admirados en el mundo", agregó.

Romney, un exgobernador de Massachusetts, atacó a Obama por reducir el presupuesto militar en cerca de medio billón de dólares durante la próxima década, con lo que el gasto en defensa se incrementará a un ritmo inferior que lo que lo hizo bajo el último presidente republicano, George W. Bush.

En esta nota: