Agencia AFP

LA PAZ (AFP). El gobierno boliviano realizará un censo de extranjeros, tras hechos de violencia perpetrados por foráneos, principalmente en la ciudad de Santa Cruz (este), la más pujante y poblada del país, informó el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, citado este sábado por una radio gubernamental.

"Hay la necesidad de hacer un censo de extranjeros y luego que se cotejen sus antecedentes policiales y judiciales en sus países de origen", afirmó Romero, explicando que la medida forma parte de una política gubernamental de emergencia para frenar hechos delictivos, asociados al crimen organizado y al narcotráfico.

Publicidad

El ministro Romero confirmó el viernes la detención de dos colombianos y un brasileño, acusándolos de trabajar como sicarios y de haber asesinado por separado a un peruano y a un boliviano en las últimas dos semanas.

Uno de los hechos fue filmado por una cámara de seguridad callejera y difundida por todos los canales privados e incluso en YouTube, provocando estupor ciudadano.

Publicidad

La Policía local investiga otros cuatro casos de similares características.

La Dirección de Migración de Ecuador informó el viernes que en el país hay unos 33.000 ciudadanos extranjeros que radican de forma legal, y se estima que hay otros de 5.000 a 6.000 más que están en situación irregular, una buena parte de ellos peruanos, argentinos, brasileños y colombianos.

Migración será la encargada de realizar en censo en los próximos seis meses.

El ministro Romero señaló a la radio gubernamental Patria Nueva que "vamos a sumar esfuerzos todos, porque nos estamos jugando lo más sagrado de las personas: su vida, su patrimonio, su integridad física que son nuestros más altos valores".

Bolivia, en el corazón de Sudamérica, es uno de los principales productores de cocaína del mundo, después de Colombia y Perú -según datos de la Organización de Naciones Unidas- y una de las vías para el tránsito de la droga peruana con destino a Brasil y Paraguay, principalmente.

Publicidad

Publicidad