BANGKOK Internacionales -  2 de diciembre 2013 - 13:39hs

Tailandia: Premier rechaza demandas opositoras

La primera ministra de Tailandia dijo el lunes que está dispuesta a hacer todo lo necesario para poner fin a las violentas protestas contra su gobierno y restaurar la paz, pero que no puede aceptar la demanda "inconstitucional" de sus opositores de entregar el poder a un "consejo popular" no elegido.

Las declaraciones de Yingluck Shinawatra, en una conferencia de prensa televisada, resaltaron el inusual atolladero político en el que se encuentra Tailandia, sin una clara solución a la vista en momentos en que aumenta la violencia callejera.

Mientras Yingluck hablaba desde el cuartel general de la policía nacional, se intensificaban choques callejeros entre manifestantes y policías iniciados el fin de semana. Manifestantes usaron camiones de basura y excavadoras para arremeter contra barreras de concreto en la Casa de Gobierno y otros edificios estatales. La policía trató de rechazarles con gas lacrimógeno, cañones de agua y balas de goma, mientras que manifestantes respondieron con explosivos disparados con lanzacohetes de fabricación casera.

Las protestas que buscan derrocar el gobierno de Yingluck han renovado temores de una prolongada inestabilidad en una de las mayores economías del sudeste asiático y se producen apenas antes del pico de la temporada turística navideña.

Al menos tres personas murieron y más de 200 resultaron heridas en la violencia de los últimos tres días, que coronó una semana de protestas callejeras masivas que atrajeron muchedumbres de hasta 100.000 personas.

"Si hay algo que puedo hacer para devolver la paz al pueblo tailandés me gustaría hacerlo", dijo Yingluck, con tono conciliador, pero firme. "El gobierno está más que dispuesto a realizar conversaciones, pero yo no veo una salida de este problema que esté dentro de los límites de la ley y la constitución".

El líder de las protestas, Suthep Thaugsuban, que se reunió con Yingluck el domingo por la noche, dijo que no estaría satisfecho con la renuncia de la premier ni la celebración de nuevas elecciones. Dijo que desea que un "consejo del pueblo" seleccione un nuevo primer ministro para remplazar a Yingluck, que fue elegida por clara mayoría. Su demanda ha sido criticada por muchos como antidemocrática.

"No sé cómo podemos proceder" sobre la demanda de Suthep, dijo la jefa de gobierno. "No sabemos cómo implementarla. En estos momentos no vemos una forma de resolver el problema bajo la constitución", dijo en una conferencia de prensa de 12 minutos.

Mencionó las reiteradas declaraciones de Suthep de que no es suficiente que ella renuncie para poner fin a la crisis política, e insinuó que está dispuesta a realizar nuevas elecciones si eso ayuda.

"No estoy en contra de renunciar ni de disolver el parlamento si ello frena las protestas", dijo. "EL gobierno no está tratando de aferrarse al poder".

Los manifestantes, que en su mayoría apoyan al opositor Partido Demócrata, exigen la renuncia de la premier, a quien acusan de ser títere de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en un golde de Estado militar en 2006 tras acusaciones de corrupción y abuso de poder.